Carta abierta a las organizaciones financiadas por Coca-Cola

La siguiente carta corresponde a una traducción autorizada de Kyle Pfister, miembro de Ninjas for Health. Publicada originalmente en inglés ayer mismo bajo el nombre “An open letter to health organizations funded by Coca-Cola“. Thank you Kyle, thank you for spreading this message and trusting me to translate the letter into Spanish.

Carta abierta a Coca-Cola

Querido/a dirigente,

Se ha hecho público recientemente que sois una de las 486 organizaciones de salud que han aceptado financiación de Coca-Cola. Os escribo para daros las gracias. Estoy seguro de que lo estáis haciendo genial, dejándoos la piel para mejorar la salud de vuestra comunidad. Probablemente pocas veces os lo agradezcan. Probablemente exprimáis hasta el último euro y aún así, hasta voluntariamente ofrezcáis vuestro tiempo cuando la cuenta está a cero. Probablemente incluso os resulte raro, que un compañero abra la cartera para emitiros un cheque.

Y ese era el plan de Coca-Cola cuando os financió.

Eres parte de su estrategia de lavado de imagen con la salud. Usan donaciones a organizaciones de salud para impulsar su imagen corporativa y desviar la atención de sus productos, que son superfluos y causan enfermedades. Usan el “halo de salud” de vuestra colaboración para frenar las acciones políticas que buscan reducir el consumo de refrescos en esta epidemia de obesidad.

“Nuestro apoyo financiero a expertos influyentes, instituciones y organizaciones se ha hecho con la mejor intención. Informarnos mejor, apoyar comunidades locales e impulsar soluciones en asuntos de salud pública a los que se enfrenta la gente en Estados Unidos y en el mundo” Coca-Cola

Está bien. Probablemente no os disteis cuenta a tiempo de que su plan no tenía buenas intenciones.

Probablemente no os disteis cuenta de que la Coca-Cola es puro azúcar. No te tomarías 10 sobres de azúcar de una sentada, no obstante te los tragas en una lata de Coca-Cola. Y de alguna manera nos han convencido de que es clave para nuestra felicidad.

Probablemente no os disteis cuenta de que el azúcar era tan malo. Está en cada tienda de barrio. Parece inocuo. Pero la ingesta de azúcar puede ser adictiva y tóxica para muchos. Aquellos niños que toman un refresco al día incrementarán su riesgo de ser obesos en la friolera de un 60%.

Probablemente no os disteis cuenta de lo grande que es el problema. Los refrescos ya no son un “dulce” esporádico. Son la bebida diaria para la mitad de los americanos. Los chavales de tu comunidad toman de media 224 kcal de azúcar diarias, cerca del 11% de su ingesta diaria.

Probablemente no os disteis cuenta de que Coca-Cola elige como objetivo a los niños. Los niños hispanos y negros están siendo bombardeados con el doble de anuncios de refrescos, enfermándolos en comunidades que ya son de por sí vulnerables. Coca-Cola ve cómo crece su consumo hasta un 86% en adolescentes hispanos. Esta enferma obsesión con ellos, crea profundas desigualdades y perpetúa la inequidad.

Probablemente no os disteis cuenta de que no estaban siendo honestos. Una compañía que toma responsabilidad honestamente y que apoya la salud no manipularía la ciencia. Aún así, la investigación financiada por la industria es hasta 5 veces más propensa a concluir que no hay relación entre las bebidas azucaradas y la ganancia de peso.

Probablemente no os disteis cuenta de que sus campañas sobre fomento del ejercicio son simples artimañas. Las compañías de refrescos no controlan la actividad física, pero sí sus productos. Centrarse en la falta de ejercicio es una estrategia de comunicación que externaliza la responsabilidad de vender productos poco saludables, culpando a las víctimas de sus elecciones.

Probablemente no os disteis cuenta de que realmente combaten las políticas de salud. Si de verdad estuvieran interesados en la salud, ¿por qué invierten 100 millones de dólares en tumbar medidas legales?

Probablemente no os disteis cuenta de que la filantropía es una típica estrategia corporativa. Las tabacaleras financiaron a científicos y organizaciones para reformar su imagen y conectar con el ciudadano responsable. Concretamente se vincularon con defensores de los derechos civiles, faltos de visibilidad y financiación, a la vez que vendían un producto letal. ¿Os suena?

Está bien. No sabías todo esto cuando aceptaste los fondos de Coca-Cola. Pero ahora sí. Y cuanto más se sabe, mejor se actúa.

Así que es tiempo de actuar:

Stop your Coca-Cola Partnership

Devuelve el dinero. Y firma una política interna para no volver a aceptar dinero de la industria del refresco. Despójate de esta enfermedad.

Espera, espera. ¡Escucha!

Sé que va a ser difícil ahora que ya cuentas con esos fondos. Ese es el plan de Coca-Cola. Sé que es duro para quien no tiene ánimo de lucro. Ese es el plan de Coca-Cola. Sé que os preocupa que sin esos fondos, quizás no podáis cubrir los servicios a vuestra comunidad. Ese es el plan de Coca-Cola. Pero sobre todo, sé que os tomáis en serio la salud pública y vuestro papel en la prevención de enfermedades. Y eso nunca ha sido el plan de Coca-Cola.

No esperes a que tu novio de mierda sea el que lo deje. Eso es incómodo.

Escribe una nota de prensa celebrando esta sana decisión. Organiza una conferencia y tira dos litros por el lavabo. Invita a financiadores locales para que te apoyen con un cheque a la vez que rechazas los de Coca-Cola. Llama a las otras organizaciones para que se os unan en este esfuerzo.

Rebelándote, puedes ser un modelo a seguir. Puedes cambiar la norma de patrocinios entre industria y organizaciones de salud.

Empecemos una marea de proyectos de salud, cortando los lazos con los refrescos.

Gracias por todo lo que hacéis. En serio.

Fdo: La salud pública

—————

Añado a la carta una petición personal que ya he hecho extensiva en Facebook:

Queridas Entidades y Organizaciones de salud, concretamente de Alimentación.

Aquí tenéis un documento de política interna para declarar el RECHAZO a recibir fondos de la ‪#‎BigSoda‬https://goo.gl/pRSCzJ

Rejection Soda

SodaIndustry Funding Rejection

También en castellano:

Política interna refrescos

Política de financiación de la industria de refrescos

¿Por qué únicamente este sector? Es simplemente un primer paso. Claramente hay un potente consenso de que no aportan ningún beneficio a la salud, por lo que no tendríamos tanta controversia como con otros sectores. Además, han fomentado prácticas contra la salud en el mundo de la investigación, legislación y publicidad: http://goo.gl/JZ0F5h

Si cualquier colectivo quiere adherirse a este compromiso, le estaré eternamente agradecido como individuo, sanitario y ciudadano.

Por favor, hacedlo llegar a quien consideréis.
¿Alguien lo hará?

Anuncios

12 thoughts on “Carta abierta a las organizaciones financiadas por Coca-Cola

  1. Me gusta ver como DN empezáis a dar caña a la industria alimentaria.
    Por algo se empieza. Pero bien es verdad que la gente (yo diría que prácticamente el 99%), ya sabe que un producto cono la Coca-cola, es algo nocivo para la salud. Aunque quien más o quien menos pueda ser adicto a este tipo de bebidas, sabe de sobran que no son saludables. Como el tabaco, vamos.

    Ahora bien, para cuando el mismo artículo dirigido al gremio de panaderos? Pq no empezamos a meter mano en los muchos estudios pagados por este gremio para decir a la gente que es necesario comer pan cada día y en más de una comida al día?
    Mucha gente, por no decir la mayoría, piensa que el pan es el súmmum de la buena alimentación y la base de la pirámide.
    La valentía de los DN se verá cuando empecéis a “investigar”, gremios como el del pan o la pasta.
    De momento no pasáis de la coca-cola, las galletas tosta rica, danoninos, kellog’s… cosa que os honra, pq hace sólo 10 años los DN los apoyabais al 100%. Ahora eso ha cambiado.
    Pero aún os queda camino.

  2. Pingback: Carta abierta a las organizaciones financiadas por Coca-Cola

  3. Sin ánimo de desviarme del tema principal que se está tratando, creo que el pan, independientemente de que haya un interés económico empujando fuerte para que lo consumamos, es el menor de los problemas en cuanto a alimentos poco interesantes se refiere.
    Si entre todos conseguimos reducir el impacto del imperio del azúcar ya podemos darnos con un canto en los dientes, y si conseguimos derrotarlo… bueno eso es una utopía.
    Una vez conseguido ese objetivo, que es de imperiosa necesidad, el siguiente sería ir a por sectores como el de las bebidas alcohólicas “saludables”, que igualmente manipula los estudios que se publican y los que no; el sector de los ultraprocesados tipo fiambres y salchichas; comidas rápidas de todo tipo y más cosas que ahora mismo no me vienen a la cabeza.
    El pobre pan no merece la que le está cayendo. Se le tacha de “puro azúcar” cuando su efecto sobre sobre los centros del placer y la saciedad de nuestro cerebro no son iguales, ni posee su efecto adictivo, no se puede comparar. Otra cosa es que haya cosas más nutritivas, claro que las hay.
    Cuanto más estudio menos problemas veo para incluírlo de forma sensata en una dieta saludable, independientemente de lo que digan quienes desean borrarlo del mapa o quienes nos recuerdan que hay que atiborrarse todos los días.

    • Completamente de acuerdo. Creo que intento expresar ese mensaje en el programa que le he citado a Andreu. Está claro que el pan no es precisamente un alimentazo, pero antes hay prioridades.

      Cada elemento tiene su parte de culpa en depende qué personas, y hay que relativizar mucho en qué fase de “mejora” se encuentra cada persona.

      Gracias por tu sensata observación.

  4. Aitor,

    gran artículo. Sólo un detalle en este caso “Rebelandote” entiendo que ha de ser con “b”. 🙂

    Un saludo,

    Pablo

  5. Gracias, estos mensajes tienen que ser escuchados. Es una pena que detras de una imagen que tanta felicidad y buenos momentos ha dado a tantas personas, no esconda mas que la búsqueda por crear una fórmula que en realidad llene bolsillos. Los que más tienen, se dice que tienen más poder pero hay que saber utilizarlo bien y Coca cola no va por muy buen camino. Vuestras voces aún son pequeñas pero vais por muy bien camino! Ánimo!

  6. Genial artículo!! Poco a poco, la gente debe ir conociendo lo perjudicial que es el azúcar y cómo afecta a nuestra salud. Cómo nos mina y nos deteriora. Y, poco a poco, la gente tiene que darse cuenta que ninguna empresa alimentaria es tu amiga por más que se anuncie así. TODAS quieren tu dinero sin importar la salud que te dejes en ello. Gracias a artículos como éste, la coraza de la publicidad que emplean algunas empresas puede ser agujereada.

  7. Me parece perfecto, y el azúcar es solo la punta del iceberg, se comenta lo del pan, pero lo extendería al trigo en general… Ahora bien, que no me imagino ningún programa de televisión o anuncio publicitario vendiéndonos algo “bajo en hidratos” o “alto en grasas” como si fuese bueno. La mentalidad de que debemos consumir 400g de hidratos a diario como si fuese algo normal, está grabada a fuego en occidente, y sin duda es por intereses comerciales. “No hay suficiente carne para que todo el mundo haga una dieta alta en proteina y grasa”. Por suerte cada vez más blogs hablamos de este tipo de cuestiones. Un saludo!

  8. Pingback: Donuts y Mr Wonderful, obesidad buenrollera | Mi dieta cojea

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s