El día que la Nutrición fue una Marea

Hay momentos que pasan a la historia. La historia no se escribe ella sola, puesto que la escribimos las personas.

Podemos decir que hay veces que suceden puntos de inflexión. El 10 de mayo fue uno de esos días: Una manifestación convocada desde la base de la inquietud, centrada en el servicio y atención dietético para la ciudadanía, llamaba a la movilización enfrente del Ministerio de Sanidad de nuestro país.

Sanidad Desnutrida

Foto #SanidadDesnutrida (Imagen: Óscar Picazo)

Hicimos historia, hicimos piña, hicimos profesión, y quien no quiso, no estuvo.
No reclamo ninguna humillación pública, ni un escarnio, ni uno de esos escraches nutricionales que muchas veces invito a hacer a empresas, productos e instituciones que no cumplen con su compromiso.

No usaré este evento para restregar y señalar al que no estuvo. No pido castigo, solo deseo que la pasividad tenga la amarga sensación de estar en el sofá y tuviese en algún momento un nudo en el estómago pensando “yo debería estar allí”.

He dicho muchas veces que si no la divulgamos nos la van a divulgar (hablando de la Nutrición), y quiero añadir que si no la reivindicamos, nos la van a reivindicar; y me refiero a otros colectivos.

Quien haya querido pensar a título individual o colectivo que esto no estaba montando cuando correspondía o como correspondía, que lo siga pensando. Pero que se mire en su interior si eso justificaba el quedarse en casa.

Yo personalmente el escenario lo tenía claro: el momento era el domingo pasado, las reivindicaciones las justas, ¿pero qué hay del convocante? ¿era el adecuado?
Quizás no el más oficial. Pero quizás el que no ha tenido reparo para hacerlo, y quizás el que ha lo ha hecho sin sentirse atado a nada.

Pero el post no va de esto. Va de una satisfacción, va una victoria. La victoria de creernos mejores de lo que pensábamos, un chute de motivación para una profesión que a veces se ha percibido como individualista y que cada uno hace la guerra por su cuenta.

Sanidad Desnutrida

Sanidad Desnutrida llegando a Cibeles (Imagen: Aitor Sánchez)

Lo que sin duda se ha visto en el resultado es un realidad: El éxito es fiel reflejo de que esto para nada ha sido precipitado, ni hecho a la ligera, ni sin planificar lo suficiente. Reflejado en diferentes medios: La Sexta, EuropaPress, Radio Nacional, e incluso internacionales.

Os soy sincero, yo egoístamente lo necesitaba. Necesitaba saber que había gente en sus casas que esperaba esto. Necesitaba ver que hay gente que puede gastar su dinero en venir a protestar una mañana lo que cree que es justo. Necesitaba saber que además de por Redes Sociales, hay personas con suficiente empeño, valores y ambición para hacerme ver que somos una profesión grande.

El trabajo que ha llevado planificar esta manifestación ha sido ingente. Y solo las personas que hemos visto esto de cerca nos podemos hacer una mínima idea. No me gusta hablar de personalismos, porque las verdaderas satisfacciones se llevan por dentro, pero esto va para la comisión manifa:

No va de focos sobre unas personas, porque esto no va de egos. De hecho, las intervenciones han sido muy diversificadas para que no se asocie a nadie. Las comunicaciones han sido acéfalas, tanto de Luis, Bárbara como servidor. Somos verderamente conscientes lo que encierra algo así.

Gracias sobre todo a Bárbara por haberte multiplicado, y gracias Luka por priorizar lo que mucha gente no haría en una situación similar. Gracias a Lucía por como eres, y hacernos ser mejores. Y gracias JJ, por tu humildad y por lo que toca ahora en el futuro. Gracias a todo el equipo de DSP por ser la vanguardia que ha creado esto: El día que la Nutrición se convirtió en Marea Blanca.

Lo dije en el cierre de las #JornadasDSP. He visto en algunas personas compañeras de profesión, lo que solo había visto en mi dedicación como voluntario.

La excelencia de la que hablaba en la sesión del código deontológico. La profesión se hace actuando de manera ejemplar. Las horas, los disgustos, el esfuerzo, la ilusión arrojada en todo este proyecto es lo que le da valor.

Sanidad Desnutrida llegando a Sol (Imagen: Aitor Sánchez)

Sanidad Desnutrida llegando a Sol (Imagen: Aitor Sánchez)

¿Cuál es este proyecto? No tiene nombre, no se llama Dietética sin Patrocinadores, no es #JornadasDSP, no es #SanidadDesnutrida. Es ese algo que sabéis que está cambiando. Es difícil describir cambios de paradigma, es complicado hacer entender que las reglas del juego a veces se cambian a pesar de que no estén escritas.

La gente no sabe muy bien lo que está cambiando, pero está cambiando:

El asociacionismo universitario se hace fuerte. Con una FEDNU enorme, que es a veces la que da lecciones a los “adultos”.

Gente que pensaba que los Técnicos Superiores en Dietética eran el enemigo, y quizás ahora lo ven diferente.

Habrá personas que tenían en mente que las cosas no se podían hacer de manera diferente, que no se puede entrar a participar a una entidad porque sí. Y DSP va a jugar como quiera la gente.

No sé sabe el qué… pero algo está cambiando.

Qué bonito va a ser limitarse a hacer lo que quiera la gente. Qué tranquilidad de conciencia abrir, sumar, participar… decimos en ASDE eso de que “A participar se aprende participando”. ¡Qué gusto será poder ser un poco scout en mi profesión!

He visto cómo el altruismo le sigue dando lecciones de cómo hacer cosas a enfoques puramente profesionales.

He visto pelear a muchos David, contra nuestro Goliat de mentiras y manipulación. Y ver cómo se consigue que la gente abra los ojos, vea que la publicidad engaña, que la Industria muchas veces marca las reglas del juego, y eso es inadmisible si nos preocupa el bienestar de la población.

Porque el día que mis hijos me pregunten que dónde estaba en el 15M le diré que ¡yo estuve allí!: Que pasé la noche con amigos y desconocidos. Que reivindiqué no solo en la calle sino con cada acto lo que siempre creí justo.

Porque el día que las futuras generaciones de Dietistas-Nutricionistas me pregunten que dónde estaba yo ese día les pueda decir, ¡estuve ahí mismo!: saludando a personas que nunca había visto, bebiendo agua de botellas de desconocidos, abrazando a mis compañeros de profesión.

Esos que un día dejaron de ser tuiteros y se convirtieron en amigos.

Porque la respuesta era sencilla, y es que no había otro sitio mejor donde quisiese estar ese día.

No había motivo para quedarse en casa.

Equipo de gestión de DSP hasta su organización

Equipo de gestión de DSP hasta su organización (Óscar, Mª José, Lucía, JJ, Bárbara, Carlos, Alfonso, Rubén, Pablo, Alfonso, Aitor, Luis, Paloma y Marc). Nos faltan en la foto Carlos y Virginia.

Anuncios

10 thoughts on “El día que la Nutrición fue una Marea

  1. Para los que estuvimos, es un resumen perfecto. Imposible emocionar más.

    Yo creo que el trabajo, cuando se hace con buenas intenciones y sabiendo que estás haciendo lo correcto, siempre tiene recompensa. Sólo una cosa, miremos lo que hemos hecho y dejemos de pensar y gastar energías en decir quién no estuvo, o no quiso estar…pienso que no aporta nada positivo fijarse en lo que no hacen los demás y que las comparaciones siempre son odiosas. Si queremos callar bocas: actuemos!

    Esto solo es el principio de un cambio, yo también necesita sentir que no soy la única loca que cree que las cosas deben de cambiar.

    🙂

  2. Gracias Aitor, entrada llena de emoción que me ha puesto el vello de punta conforme lo leía. No tengo nada más que añadir, está todo dicho, no voy a perder ni un minuto más de tiempo en contestar a detractores, solo tengo palabras de agradecimiento para esta gran familia que conocí hace ya más de un año, me siento orgulloso de poder formar parte de vosotros.

  3. Gracias por plasmar en esta entrada lo que muchos de nosotros sentimos ese día. Porque como ben dices, para mí tampoco había un sitio mejor donde quisiese estar ese día. Hacía mucha calor, apenas teníamos agua y la garganta se secaba de gritar, pero la sensación de que cada pasito que dábamos era importante para la profesión compensaba cualquier cosa mala.
    Has escrito una entrada llena de emoción, que me ha puesto los pelos de punta, como sólo tú podías escribir.
    Gracias Aitor, y gracias DSP por hacerlo posible =)

  4. Pingback: La capital de la Nutrición (Primera parte). | PalmerasDeFruta

  5. Pingback: ¿DN en la sanidad pública? ¡Qué disparate! | El nutricionista ateo

  6. Pingback: La capital de la Nutrición. (Segunda parte) | PalmerasDeFruta

  7. Pingback: Un año, #SanidadDesnutrida – Como Cuando Como

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s