Está de moda meterse con el desayuno: ¿Qué desayuna el mundo?

Se ha puesto de moda meterse con el desayuno.

No es que sea algo bueno ni malo en sí mismo. Pero cuando se divulga, muchas veces se hace desmitificando, y en ocasiones este proceso suele acabar con una crítica que puede quedar descontextualizada a lo que se pretendía. Me explico:

Este “ataque” o crítica al desayuno, está principalmente basado en dos suposiciones principales:

1) El desayuno no es imprescindible.

2) Los desayunos por norma general suelen ser ingestas poco saludables.

Y hay que admitir y reconocer que esas dos premisas son ciertas. La primera es simplemente una verdad: el desayuno, como cualquier otra ingesta no es imprescindible. Y además estamos especialmente condicionados en esta ingesta, ya que a diferencia de otras muchas, no existen tantos alimentos “diseñados” para comer a cierta hora como en el desayuno.

Cereales (o lo que quede de ellos) de desayuno. Foto: Medciencia

Cereales (o lo que quede de ellos) de “desayuno”. Foto: Medciencia

Este principio es puro marketing, que intenta enganchar compradores cautivos de productos concretos de por vida. Planteaos lo siguiente:

¿Cuántos de los que estáis leyendo estas líneas consumiríais leche, galletas, cereales de desayuno, mantequilla, mermelada, zumos… si no fuese por esta ingesta? Me temo que la respuesta dejaría entrever que la gran mayoría de personas consume estos productos SOLO en el desayuno, y que por tanto los compra exclusivamente para ello. Desgraciadamente, no son alimentos que deban tener una gran presencia en nuestra dieta, y ni mucho menos rinden homenaje por tanto a la conocida frase de:

“¿El desayuno es la comida más importante del día?”

¿Pero de verdad lo es? A día de hoy además, hay una gran cantidad de evidencia que nos muestra que no parece que sea más sano comer 5 veces al día en lugar de 3. Los que siempre hemos recomendado fraccionar las ingestas, cada vez tenemos menos apoyo en este sentido. Aún así, y como dije en la entrada ¿El por qué de las 5 comidas al día? Hay otros factores más allá de la saciedad, la glucemia y el peso que pueda desencadenar esta pauta, como es la lipemia, que debería hacer que reconsideráramos esta recomendación y hacer estudios más exhaustivos.

Dicho todo esto, creo que lo importante es concluir que, independientemente del número de comidas al día que se hagan (lo cual debería estar marcado por la realidad individual), en cualquier caso hay que huir de atracones. ¿Se debe ver el desayuno afectado por esto? Necesariamente no.

Y regreso a lo que me ha llevado a escribir el post. Corremos el riesgo de asumir que como el desayuno no se va a hacer correctamente, desaconsejarlo de manera inconsciente. Aquí personalmente veo un riesgo:

El desayuno ha permitido inculcar algo en nuestra cabeza:

  • “Es importante comer antes de salir de casa”.
  • “Eso que coma va a influir en mi rendimiento”.
  • “Tengo que intentar inculcar este hábito sobre todo en los más pequeños”.

Por hacer una equiparación. Lo veo similar al tema de la pirámide alimentaria. Estamos muy de acuerdo en que hay modificar su fondo, es decir: lo que recomienda la pirámide. Sin embargo, y al margen de que nos guste más o menos un sistema jerárquico y categórico como es esta guía alimentaria, hay que reconocerle la capacidad que ha tenido de grabarse a fuego en la mente de las personas.

Por tanto, hay que transformar esta realidad y quedarse en la potencialidad que tiene el desayuno.

Desde aquí lanzo una invitación a positivizar el mensaje del desayuno “empezando el día de manera saludable“, y aunque pueda parecer un slogan de cereal de desayuno, usarlo para inculcar de verdad buenos hábitos saludables.

Que no existe un desayuno ideal, es un obviedad como un templo. Por los mismos motivos por los que no existe una dieta, ni un plato ni una ingesta ideal. Aún así, podemos hacer grandes esfuerzos por promover elecciones más saludables a esta hora, aprovechándonos que la gente tiene tan claro que HAY que desayunar.

Para cambiar un poco este concepto de desayuno cerrado que tenemos. ¿Qué mejor que darnos una vuelta y ver los desayunos del mundo?

Hoy lunes, me encuentro en un proceso de valorar una gran cantidad de platos para un proyecto de educación alimentaria y que pueda ser transformador ayudando a la gente a comer mejor. Una puñado de participantes me ha mandado sus desayunos y es lo siguiente:

20 Desayunos de España

20 desayunos de España

Como podéis comprobar, es una ingesta muy estable y cerrada. Que además suele tener un patrón interno intra-individuo. Es decir, no solo solemos desayunar mal, sino que lo solemos hacer todos los días y de la misma manera.

Os invito por tanto a abrir un poco los ojos, a que las cosas que podemos desayunar no tienen que ser paquetes que ponga “de desayuno”. Los cereales no tienen que ir necesariamente embolsados, ni tenemos que tomar lo mismo cada mañana.

Yogur, frutos secos, avena, fruta entera, batidos… pueden ser alternativas bastante aceptadas social y culturalmente. Y si te apetece comer otras cosas, como el guiso de lentejas de la India, unos huevos duros alemanes, habas cocidas egipcias o incluso costillas de canguro como decíamos en la charla de Naukas, pues adelante. Desayuna saludable, más allá de lo que te impongan.

Os dejo con el desayuno de mi amiga Paloma Quintana @NutriciónConQ que está participando en la validación de su proyecto, y sus desayuno me vale como buen ejemplo:

Desayuno Paloma

Tostada integral de jamón con tomate y kiwi (NutriciónconQ)

 

40 thoughts on “Está de moda meterse con el desayuno: ¿Qué desayuna el mundo?

  1. Aquí en Singapur la gente suele desayunar sopa con fideos, empanadillas o rollitos fritos. El otro día mi compañero de piso, chino, me vio prepararme unas tostadas y no lo pudo consentir, me hizo desayunar un bol de arroz frito que acababa de preparar

  2. Conclusión: si has sido y eres de desayunar todas las mañanas, sigue haciéndolo, eso sí, hazlo de una manera saludable, dentro de las grandes combinaciones existentes. Si por lo contrario eres de ese grupo de personas las cuales no le entra nada a primera hora de la mañana, no pasa nada, no desayunes.

    • Yo soy del segundo grupo. Nada más despertarme (da igual la hora) no soy capaz de comer nada que no sea líquidos y puesto que la leche sola no la llevo muy bien y a no ser que esté muy cansada no tomo café, mi desayuno suele ser un vaso de zumo de naranja. Eso sí luego almuerzo un par de horas después porque si no no llego a la comida cuando madrugo y ya se me a abierto el estomago

  3. Lo mas cupante es la absoluta ausencia de desayunos saludables y equilibrados en la mayoria de los establecimientos de comida de España. Es imposible contrar nada que no sea bolleria o tostadas de pan blanco. La proteina es inexistente (excepto en unos sitios donde ponen desayuno ingles) al igual que la fruta natural (exceptuando el omnisciente zumo de naranja cobrado a precio de oro). Ni yogures, jamon serrano, atun, aguacates, requeson…si quieres desayunar sano hay que hacerlo en casa o sino ayunar hasta la hora del zo.

    • Sin duda Patri, tienes razón.
      Es una odisea desayunar fuera de casa sin que sea saludable, y muchas veces es incompatible con un ritmo de vida frenético o una rutina muy acelerada.

      Macedonia con frutos secos, o una tostada integral con queso fresco o requesón… ya estoy viendo la cuenta. Demasiado €. (Porque lo saludable en restauración sigue siendo un negocio).

    • Estoy de acuerdo contigo. Hay que desayunar en casa. Te diré lo que yo desayuno hace años: Un vaso de zumo de naranja. Media baguette con aceite de oliva virgen extra. Un café (descafeinado) con leche y se acabo. Cada día me gusta mas y creo que es sano. Emilio

  4. Buena entrada, por cierto, de los desayunos que aparecen en el video cual o cuales dirías que son los mas saludables, podrían servir de referencia también 🙂

  5. Pingback: Está de moda meterse con el desayuno: ¿Qué desayuna el mundo? | Bajar de Peso Hoy

  6. Pingback: Fitness en la red (CLVII) | Eduardo A. Suck B

  7. Buen artículo. Y estoy de acuerdo. La gente tiende a emocionarse a generalizar las cosas. Que el desayuno es imprescindible, que nunca hay que tomar leche, etc. A cada quien lo suyo.. Teniendo en cuenta la diversidad cultural, geografica, metabolica, sicologica. Es que la diversidad nunca termina…y que lindo seria acoger esa verdad en nuestras vidas!

  8. Hola. Desayuno practicamente todas las mañanas tostadas con aceite y un vaso de leche. Leo gran cantidad de opiniones sobre la leche y no se qué creer. Tengo gran cantidad de familiares afectadas por osteoporosis a una edad relativamente temprana y me asusta reducirel consumo de lácteos. Además no como carne, aunque como pescado y pienso que la cantidad de proteína animal que consumo es bastante elevada.

    ¿Qué opina?

    Gracias

    • El tema de la leche siempre ha generado mucho de que hablar. Lo que tenemos que tener en cuenta es: ¿Es leche realmente lo que tomamos? Nadie te va a negar que desde hace muchísimo tiempo lo que consumimos en brik sabe a agua con “algo” que creemos es leche. Quitando ese punto, la mayoría de leche se devuelve a las fabricas cuando se acerca la fecha de caducidad para que la sometan a un nuevo proceso. En definitiva, si puedes comprarte una vaca o una cabra mucho mejor xD

  9. Que tal te parece un bol de leche con gofio, plátano y miel…. ese seria un desayuno típico canario!. Por cierto felicidades por el blog…

  10. Pingback: Nuevas recomendaciones sobre azúcar y edulcorantes (Entrevista en TG7) | MI DIETA COJEA (Blog de nutrición, dietética, alimentación y ciencia)

  11. Pingback: Es Saludable 25 – ¿Es el desayuno tan importante como pensamos? ¿Y ayunar tan malo como nos dicen? |

  12. El desayuno es la comida más importante, pero es que las demás no lo son? Para mi tan importante es el desayuno como la cena, la única diferencia es que cada una tiene sus necesidades.

    Os dejo mi desayuno preferido, haber que os parece : Mini sándwich de atún + yogur + zumo de piña

    Otro artículo genial, buen trabajo!!!

  13. Pingback: ¿Harto de mitos nutricionales? Aquí tienes recursos para desmentirlos | MI DIETA COJEA (Blog de nutrición, dietética, alimentación y ciencia)

  14. Excelente artículo. Porque analiza un aspecto muy controversial. Todo deriva en que unas personas tienen hambre por la mañana y otras no. Yo me levanto con un hambre feroz pero me pregunto….por que, si en la mañana los niveles de insulina son bajos? Según la teoría glucosa tica entonces no debiera tener apetito a esa hora. Eso si, como todo tipo de alimentos. Gracias.

  15. Depende de cada persona y actividad física, lo que si que es importante es comer con hambre y si tienes hambre de lo más variado posible, con frutas, cereales, semillas y algo de proteína vegetal o animal. Uno de mis desayunos favoritos fue en Japón: sopa de miso, bol de arroz, algas, verduras maceradas y un trocito de pescado al horno,jjjj

  16. Pingback: Recomendaciones sobre azúcar y edulcorantes (Entrevista en TG7) – juanfranciscolunasantacruz96

  17. Que pasa cuando no desayunas
    (genialmente explicado por la Dra. Jakubowicz)
    RIIINNNGGGG!!!!!!!!!
    Suena el despertador y el cerebro empieza a preocuparse:
    “Ya hay que levantarse y nos comimos todo el combustible'”…………..
    Llama a la primera neurona que tiene a mano y manda un mensaje a ver qué disponibilidad hay de glucosa en la sangre.
    Desde la sangre le responden: “Aquí hay azúcar para unos 15 a 20 minutos, nada más”.
    El cerebro hace un gesto de duda, y le dice a la neurona mensajera: “De acuerdo, vayan hablando con el hígado a ver qué tiene en reserva”. En el hígado consultan la cuenta de ahorros y responden que a lo sumo los fondos alcanzan para unos 20 a 25 minutos.
    En total no hay sino cerca de 290 gramos de glucosa, es decir, alcanza para 45 minutos, tiempo en el cual el cerebro ha estado rogándole a todos los santos a ver si se nos ocurre desayunar.
    Si estamos apurados o nos resulta insoportable comer en la mañana, el pobre cerebro tendrá que ponerse en emergencia: “Alerta máxima: nos están tirando un paquete económico. Cortisona, hija, saque lo que pueda de las células musculares, los ligamentos de los huesos y el colágeno de la piel”.
    La cortisona pondrá en marcha los mecanismos para que las células se abran cual cartera de mamá comprando útiles y dejen salir sus proteínas. Estas pasarán al hígado para que las convierta en glucosa sanguínea. El proceso continuará hasta que volvamos a comer.
    Como se ve, quien cree que no desayuna se está engañando: Se come sus propios músculos, se auto devora. La consecuencia es la pérdida de tono muscular, y un cerebro que, en vez de ocuparse de sus funciones intelectuales, se pasa la mañana activando el sistema de emergencia para obtener combustible y alimento.
    ¿Cómo afecta eso nuestro peso? Al comenzar el día ayunando, se pone en marcha una estrategia de ahorro energético, por lo cual el metabolismo disminuye. El cerebro no sabe si el ayuno será por unas horas o por unos días, así que toma las medidas restrictivas más severas.
    Por eso, si la persona decide luego almorzar, la comida será aceptada como excedente, se desviará hacia el almacén de “grasa de reserva” y la persona engordará
    La razón de que los músculos sean los primeros utilizados como combustible de reserva en el ayuno matutino se debe a que en las horas de la mañana predomina la hormona cortisol que estimula la destrucción de las proteínas musculares y su conversión en glucosa.
    Fuente:
    Dra. Daniela Jakubowicz (Endocrinóloga)

  18. Cuando era niña, siempre era un rollo mi desayuno cuando estábamos de vacaciones en España. Lo único que ofrecían en los hoteles (años 70-80) era el famoso desayuno continental el cual no me gustaba para nada, y siempre era un lío pedir (pagando por supuesto) que me preparan una tortilla de queso, huevos o un sándwich de jamón, queso, lechuga y tomate.
    Cuando me quedaba en casa de mis abuelas o tíos (Galicia) se reían de mí porque me gustaba desayunar sobras de la comida del día anterior, lo que encontrara, carne, caldo gallego, ensalada rusa, empanada gallega, etc…
    Mis tres hijos comen igual, si sobró lasaña, pescado a la romana, pollo al horno, es decir, cualquier sobra del día anterior, también la desayunan.

    Están mezclando la importancia del desayuno con la calidad del desayuno, creo que son dos cosas muy distintas, no?

  19. Pingback: La técnica del ajo (Parte 2) | PalmerasDeFruta

  20. Pingback: El desayuno de los atletas (Conferencia) | Mi dieta cojea

  21. Pingback: El desayuno de los atletas (Conferencia)

  22. Pingback: Los Cereales del Desayuno ¿ Son geniales para arrancar el día? Por Dietista-Nutricionista Toni Durán – TDC NUTRICIÓN

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s