Obesidad ¿Quién es el culpable? (Debate)

A raíz de un vídeo que ha sido muy compartido en las redes sociales durante las últimas semanas se ha creado un Debate en Facebook que traigo al presente post.

Además, en el día de hoy, en la recomendable web Lo que dice la ciencia para adelgazar, Centinel ha publicado un artículo sobre si funcionan los anuncios y campañas para prevenir y combatir la obesidad, a raíz de un interesante debate en twitter, y citando este mismo vídeo.

Cojo el siguiente extracto de su blog que sintetiza perfectamente la visión del artículo:

Por lo visto, este tipo de enfoques con frecuencia consiguen crear una sensación de culpabilidad, pero no logran generar una motivación para el cambio de hábitos. Vamos, que podrían ser hasta contraproducentes.

Luis Centinel

Aprovechando este campaña Anti-Obesidad, lancé una pregunta para crear debate en Facebook, y la calidad de las respuestas ha sido extraordinaria. Cosa que me ha invitado a hacer un post ad hoc con esta temática.

Este asunto ya lo habíamos tratado desde una perspectiva pediátrica, en el post ¿Estamos fabricando niños gordos? y también en el portal de Dietistas-Nutricionistas analizando el enfoque consumista y de publicidad orientada hacia los niños con “Lo que la televisión alimenta: ¿Truco o trato?

La pregunta lanzada en Facebook fue:

¿De quién es culpa la obesidad?

Me gustaría destacar algunas de las intervenciones que se han hecho, por mostrar el lado más humano que muchas veces se olvidan de esta condición, como es el caso de la siguiente de Manuel García:
Comentario obesidad
Entre otras participaciones me gustaría destacar los siguientes comentarios y opiniones, por considerarlos de los más interesantes y pueden dar pie al debate:
SaBer Pe Yo creo que el anuncio no culpabiliza tan solo al obeso sino que también hay unas circunstancias que rodean al enfermo que le llevan donde esta, pero lo que si debe hacer cada uno es RESPONSABILIZÁRSE de la situación (que no tiene nada que ver con culpabilizarse) e intentar pedir ayuda ya que es una enfermedad sumamente compleja y con demasiados factores externos. […]
Cuando he comentado lo de que no hay que culpabilizar al enfermo no lo decía por tu comentario, de echo estoy muy de acuerdo contigo, sino con otros comentarios que si se referían a que se culpabiliza al enfermo. Creo qe en este anuncio se muestra mucho mas que una persona con falta de autoestima o constancia con la comida, muestra un entorno y unas circunstancias fuera del alcance del enfermo que le precipitan a ir hundiéndose cada vez mas.
Vero del Oeste Partiendo del enfoque que aún a día de hoy le dan algunos los profesionales de la salud, no me extraña que sea un prejuicio bien instalado en la sociedad, que una persona con obesidad es la única “culpable”. Pasa en cualquier enfermedad en la que se hace absolutamente responsable al enfermo, el tratamiento se hace pasar por su “fuerza de voluntad”. Pese a saber que la obesidad es una enfermedad con múltiples variables, las campañas siempre exigen superhéroes con voluntad titánica. Supongo que es más fácil que proponer soluciones y alternativas positivas desde varios ámbitos, o que cambiar ciertas leyes…
Fani Prada Lo que está claro es que alguna que otra empresa tiene mucho interés (económico) en crear gente obesa con ese bombardeo masivo de publicidad y precios de la comida basura. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos nos acosan con anuncios de seudocomida extra grasienta con un olor y aspecto que invita a devorarla. Y si a eso le sumamos la debilidad y el desconocimiento por la comida de muchas personas… tenemos el mix perfecto
Chiara Gai El video culpabiliza más bien a los padres, que, en muchos casos, pueden tener parte de responsabilidad. Una sociedad en la que se fomenta el consumo de comida basura y bebidas azucaradas tiene su parte también. El estado cómplice de las multinacionales y que no desarrolla políticas en pro del deporte y de la alimentación equilibradas aún más. Resumir las causas de una enfermedad tan compleja en un video es casi imposible. Pero sin duda este video puede alcanzar su objetivo: concienciar a los adultos que su poder para prevenir la obesidad en los niños, especialmente si son sus hijos, es enorme. Dicho esto creo firmemente que los mensajes positivos son más eficaces.
Campaña anti-obesidad

Captura de la campaña Anti-Obesidad, que muestra una madre dándole a su hijo patatas fritas para calmarlo.

Nutrición Elena Martínez El anuncio aboga por la educación alimentaria y el cambio de hábitos en la infancia, con la inherente implicación de padres, medios, industria…Este mensaje es tan necesario como escaso en los medios por lo que “a priori” es de agradecer. Por otro lado, hay una tendencia a educar a través de mensajes impactantes (tráfico, tabaco, alcohol) que logran el objetivo de captar la atención del “público” pero en ocasiones también generan sensaciones encontradas: rechazo a la imagen, culpabilidad, o simplemente consiguen que el espectador capte la forma pero el fondo quede disperso. Al final, hemos de saber que estamos tratando con una enfermedad, que además, es multifactorial. Requiere por tanto sensibilidad y empatía o jamás podremos hacer eso que es tan y tan importante y que es: educar. Como en la alimentación, no hay nada como el equilibrio. Mensajes, ¿todos?, y éste no sé si me parece o no demasiado impactante, desde luego sí tengo claro que tenemos que seguir buscando más formas de llegar.
Angelica Fernandez El anuncio refleja cómo tu entorno influye notablemente en tus hábitos alimentarios y en este caso en padecer obesidad. Por supuesto que la persona que sufre obesidad no tiene exclusivamente la responsabilidad. Aunque tampoco creo que buscar culpables sea la solución. En los 10 primeros años de vida se asientan las conductas alimentarias que tenderemos a llevar el resto de nuestra vida. Tener un entorno en donde facilita el consumo de alimentos tan calóricos y poco nutritivos no ayuda en adquirir hábitos sanos. Ahora bien creo también que cuando uno madura debe intentar si no los tiene, adquirirlos pidiendo ayuda y concienciándose de que se merece una buena salud y calidad de vida. Gracias por el video Aitor!
Liliana Cabo Garcia Yo entiendo que es importante nuestro entorno cuando somos pequeños, tanto a nivel de publicidad, como de la los conocimientos que tengan nuestros padres, abuelos, escuela.
Teniendo en cuenta el tremendo ambiente obesogénico que nos rodea, si no tenemos hábitos saludables desde pequeños “estamos perdidos”.
¿Y vosotros? ¿Qué opináis? ¿De quién es la culpa de la Obesidad? ¿Depende del individuo y lo que está en su mano? ¿Tan influenciados estamos por la industria y la publicidad que no nos deja hacer elecciones con “libertad”?
—–

Si te ha gustado este debate y crees que merece la pena ser compartido, puedes ayudar al trabajo de divulgación del blog apoyándolo con tu voto en los Premios Bitácoras, donde es candidato en la sección de Salud, pulsando en el botón que hay a continuación: ¡Muchas gracias!

Votar en los Premios Bitacoras.com

Anuncios

28 thoughts on “Obesidad ¿Quién es el culpable? (Debate)

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Aitor creo que ocurre lo mismo con las campañas de DGT, siempre el debate de que si no son necesario las campañas donde se muestra la crudeza de un accidente…
    A tu pregunta de quién es el culpable sobre la obesidad, daría para una tesis. Es un cúmulo de todo un poco, la Industria que sabe como nadie jugar al borde la ley ( y en muchos casos la rebasa) las autoridades sanitarias que miran para otro lado y el ciudadano que va a lo fácil, vago por naturaleza… Está más que comprobado que fumar es perjudicial para la salud y aún así la gente fuma…

    • Esa comparativa con la DGT la he hecho muchas veces, la última en el congreso de la FEDN.
      No es coherente con la tendencia de positivizar el mensaje, y se puede ver tanto como la DGT como la FAD (Fundación Ayuda a la drogadicción) han moderado sus mensajes (aunque la DGT ha dado pasos atrás).

      El enfoque antiguo en drogodependencias era la prohibición, seguro que recordáis las campañas tenían de eslóganes “NO”, “Todo tiene un precio” para refrescar la memoria los spots eran así:

      http://www.youtube.com/watch?v=ENxJiqRMZtM (El famoso gusano)
      http://www.youtube.com/watch?v=Sz3nB7U0JCg (La famosa ruleta)
      Cayendo a veces incluso en la “falacia de pendiente resbaladiza”:

      Con el tiempo se ha ido pasando a un enfoque mucho más actualizado, que busca “positivizar” la alternativa (que no es sinónimo de “volverse flojo”)
      En el que se muestra lo siguiente:

      Ha pasado lo mismo en Educación Vial. Antes la gente salía volando por la luna del coche, carreteras llena de cristales, charcazo de sangre.
      Motivaciones estresantes y puntuales, como un cartel de “Correr mata” o “Fumar mata” al que incluso acoplamos adaptación.

      Se ha pasado a esta valoración del enfoque motivacional, que aparentemente tiene un efecto que en estas áreas permite que se conserve más a largo plazo y se mantenga en el tiempo.
      “Lo importante es llegar” o “Lo importante es quien te espera al otro lado”

      Yo personalmente, confío en que este segundo acercamiento es el más correcto y efectivo.

  3. Es un tema grueso y complicado.
    Yo también soy un ex-gordo (130kg en mi apogeo) y como comentaban por ahí arriba, mientras más dietas, médicos y especialistas probaba -y fracasaba, claro- más culpable me hacían sentir. Nunca fue culpa mía. Causante, desde luego, pero lo de la culpabilidad es una cruz que pesa demasiado para alguien desesperado/a.

    Tengo tres críos y es sumamente difícil hacer que pasen de las mil guarradas diseñadas para que casi las “necesiten” (al menos a nivel compulsivo).

    Es francamente difícil por todos los factores que influyen.

      • Sí, claro que sí. Aprendí a ser crítico, a buscar información y a leer entendiendo gran parte de estudios y demás (todo eso que no te enseñan en ningún lado, y es una pena).
        Fue por meterme en el barefoot De ahí escuché el término Paleo, me empezó a interesar el porqué de mi dificultad, a investigar más, a leer a gente como tú y otros/as que proponéis algo serio.
        Aquí puedes (podéis) leer un poco de dónde viene esto:

        http://5dedos.es/thebarefooter/salvajes-o-dejar-que-los-ninos-sean-ninos/

        Aunque sea sobre barefoot fue el motivo por el que empecé a interesarme de verdad en mi mismo.

        Ahora preparo a ratos un librito de opinión, de experiencia y de crítica sobre lo chungo que lo tenemos los gordos, a nivel general…

        Un saludo!

        • Hay muchas cosas de esos enfoques que no me convence, pero si al menos sirvieron para motivarte a llevar un estilo de vida más sano, hicieron algo positivo.

          No hay que infravalorar el poder de la motivación. Aunque personalmente discrepo de muchas falacias argumentales que usan.

          ¡Un saludo!

  4. Yo no creo que haya un culpable, la obesidad es una patología que depende de muchas variables, pero en especial de hábitos alimentarios; a día de hoy en nuestra sociedad gira entorno a la comida, entre otras cosas, celebramos algo comida, mi niño se porta bien le doy un caramelo y simplemente estas cosas a veces deberíamos evitarlas o hacerlas con un poco de conocimiento. Además el auge de franquícias de comida “low cost” no ayuda, pero en esta sociedad consumista y pobre es muy difícil cambiar las cosas. Aun así creo que profesionales como nosotros, los d-n, además de otros sanitarios, educadores, padres etc., deberíamos aunar fuerzas e intentar promover una educación alimentaria saludable, sino al final el “culpable” será la propia sociedad que no quiere promover el cambio.

  5. En mi modesta opinión gran parte de culpa la tiene el cambio de hábitos alimenticios en los últimos 30 años y la industria que se ha aprovechado a manos llenas de ello. No hemos sabido adaptar la dieta mediterranea de puchero y tenedor a las nuevas necesidades laborales y de horarios. Es mas facil poner una pizza en el horno, o pillar un kebab que hacerse un arroz caldoso. Y todo lo procesado tiene un precio en salud que sólo ahora empezamos a entender. Eso, y que paradigmas como “la grasa es mala”, “cuenta calorías” etc etc, son difíciles de quitar de enmedio. Para más yo recomendaría mirar Fed Up, el documental. No es la verdad, pero llevan bastante razón. !Un saludo!

  6. Pingback: Obesidad ¿Quién es el culpable? (Debate) | Bajar de Peso Hoy

  7. Yo realmente a veces me pregunto. ¿Será la obesidad una patología? Yo nunca he sido gordo así que no puedo saber como se siente el asunto(para poder opinar si es una patología o no). Pero yo observo la naturaleza y hay animales que evidentemente podría calificar no como “gordos” pero si como gigantes y no me parece que ese gigantismo lo hayan adquirido comiendo poco: necesitan ingentes cantidades de alimento para llegar a ese peso(y si hablamos de muchos de los animales del pasado ya ni te cuento). Pero esos animales no nacieron así: de algún modo se seleccionaron entre ellos y fueron eligiendo(con el transcurrir de millones de años) a los más pesados y grandes hasta llegar a esos tamaños desbordantes. Tal vez haya un componente genético ahí y de ser así yo no lo consideraria como una patología sino como una posible conducta evolutiva(ya si se trata de evolución o involución es un asunto que no me compete)

    • El día a día es una selección evolutiva azarosa. El error es asumir que la evolución es siempre utilitarista, o que tiene un motivo.

      Me gusta poner el ejemplo de las modas, si se percibe como más atractivas las personas con gafas, y tienen más posibilidades de reproducirse, el factor/diferencia que los convierte en procreadores no es “útil” técnicamente hablando.

      Una fenotipo obeso, hoy en día podría ser un riesgo para la salud en el Norte, mientras que en la edad media podría haber supuesto un cóctel genético “protector”.

      Son las circunstancias las que marcan esa “selección”.

      • Ojo: no he dicho que la selección sea utilitarista. He dicho que el comer mucho puede ser una conducta evolutiva posible pero no que eso sea útil o inútil. por eso deje claro que no me competía evaluar si se trataba de evolución, involución o de que se trataba. Que muchos de esos animales que consumen cantidades superlativas de comida para alcanzar esos tamaños enormes sobrevivieron(y muchos de tamaño mayor que los actuales poblaron la tierra) y que fueron participes de un proceso de selección es un hecho. Con independencia de que sea útil o no.

    • Cojo tu reflexión para sumar una más:
      ¿Depende el hecho de como te sientes para clasificar algo como una patología no psicológica?
      ¿Es el diabético menos “enfermo” por no percibir su riesgo?

      ¿O es entonces la autopercepción simplemente un agravante de cada una de esas condiciones?

      • El diabético tiene claramente una condición que le hace tener que inyectarse insulina(y muchas veces eso en el mejor de los casos). Y para una patología no psicológica evidentemente no depende de como me sienta. Lo de que la autopercepción podría ser un agravante para una patología podría investigarse aunque pienso que la respuesta es no: evidentemente es mejor saber lo que uno tiene para así prepararse para luchar contra ello.

        Lo que yo dije sobre no haber vivido la autopercepción de la obesidad fue simplemente una muestra de respeto hacía la gente obesa: me parece que hablar de ello sin haberlo vivido y decir que pudiera no ser una patología con base en un “argumento evolutivo” un poco traido de los cabellos(pero posible) cuando menos exigía un poco de consideración por parte mía. Y me pareció decir eso de mi persona un poco de esa consideración.

        La psicopatía se considera una patología también. Hay un tiburón que antes de haber nacido ya ha matado a sus hermanos y los ha utilizado como alimento para sobrevivir en el vientre de su madre. ¿Los de esta especie de tiburón son todos psicopatas?.

  8. Me gustaría llamar la atención sobre un punto del que quizás se habla poco en estos debates acerca de la obesidad. Aclaro que no soy sanitario de ningún tipo.

    Mi novia experimentó un aumento de peso muy rápido que le llevó a un IMC que la consideraba obesa. Su autoestima cayó al suelo, y sus problemas de peso afectaban a su imagen y comportamiento. Empezó a comportarse de forma diferente a la habitual.

    Sin embargo tenía una firme voluntad de cambiar las cosas y acudimos al médico de cabecera que la derivó al endocrino. Después de una primera cita se le marcó una dieta para bajar de peso. Mi novia no consiguió aplicar esta dieta hasta que cambiaron sus circunstancias personales radicalmente (dejó el trabajo y el piso que compartía con su hermana para irse a estudiar a otra ciudad).

    Hablando con el endocrino hubo varias cosas que me llamaron la atención. Comentó que la dieta no era para adelgazar, si no para cambiar de hábitos, y que en mayor o menor medida sería para siempre. Nos dijo que no había seguridad sobre las causas de la obesidad y citó como factores importantes el estado psicológico (estrés, ansiedad…) con los problemas hormonales que pueden acarrear y el entorno (alimentos disponibles en casa, saber o no cocinar, renta y posibilidades de hacer uno mismo la compra, tradición de cocina en casa…). Animó mucho a mi novia a intentar cambiar, siempre desde un punto de vista positivo, y en ningún momento de la consulta hubo ninguna recriminación o culpabilización. Actualmente y después de mucho esfuerzo, ha cambiado por completo su forma de relacionarse con la comida (compra, cocina, comidas en casa y fuera…) y está cerca de su peso ideal.

    Quizás habría que hacer más hincapié en el aspecto psicológico de la enfermedad tanto en las causas de la misma como en la forma de afrontarla. Superar la obesidad supone cambiar toda una forma de vida, no sólo bajar de peso.

    • Yo no sé hasta qué punto la obesidad es una patología o simplemente el resultado de una mala adaptación.

      Desde un punto de vista evolutivo, nos hemos especificad a lo largo de los años en vivir en la escasez. Estamos “diseñados” para buscar lo eficientemente rentable, a nivel nutricional. Los sistemas de recompensa funcionan de maravilla con el azúcar (había que engordar en verano).

      Hace poco Marcos, de FitnessRevolucionario, colgó en Facebook un vídeo de un indígena que trepa 40 metros para coger miel. ¿De verdad creéis que para un homínido era rentable el riesgo y peligro de conseguir un puñado de miel?

      • No podemos asumir que todos los problemas actuales son resultado de “una mala adaptación”, o pensar que el enfoque evolutivo lo va a explicar todo.

        Esa anti-eficiencia se puede trasladar a hoy en día en muchos aspectos. ¿De verdad es rentable apuntarse a un gimnasio para gastar el exceso de energía que se ingiere?

        Es gastar recursos en compensar un derroche de otro tipo de recursos.

  9. Pingback: Obesidad ¿Quién es el culpable? (Debate) | CookingPlanet

  10. Comer sano es más fácil de lo que piensas
    Agrega estos simples 5 hábitos alimentarios saludables a tu vida diaria durante las próximas semanas y verás lo fácil que es. Haciendo pequeños cambios como estos con el tiempo, y uno por uno, sin tratar de apresurarse a todos ellos a la vez, los cambios son más proclives a continuar.
    Come más frutas y verduras: intenta comer 4 -5 porciones de frutas y vegetales todos los días. Las verduras o 100% jugo de fruta cuentan para alcanzar esta meta.
    Come más alimentos de grano entero: al igual que las frutas y verduras, los alimentos integrales son bajos en grasas saturadas y colesterol, y rico en fibra. Alimentos de grano entero incluyen pan de trigo integral, pan de centeno, arroz integral y cereales de grano entero.
    El uso de oliva, canola, maíz o cártamo como la grasa principal en su cocina: Limita la cantidad de grasa o aceite que usas en la cocina, y utiliza aceites vegetales líquidos como el de oliva, canola, maíz y cártamo en lugar de grasas sólidas.
    Come más pollo, pescado y frijoles que otras carnes: en general, las proteínas sin piel pollo, pescado y legumbres (como los frijoles) son más bajos en grasa saturada y colesterol que otras carnes (res, cerdo y cordero).
    Lee las etiquetas de los alimentos para ayudarte a elegir alimentos saludables: las etiquetas de los alimentos proporcionan información para ayudarte a tomar mejores decisiones alimenticias. Conoce qué tipo de información a buscar (por ejemplo, el contenido de sodio).

  11. Cambiar la alimentación

    La alimentación de los niños en el mundo occidental es cada vez menos sana y equilibrada. ¿Quizás los adultos estén demasiado ocupados para pensar en los hábitos alimentarios de sus hijos?
    Durante la infancia y la juventud se crean los cimientos para la salud de la vida adulta. Invertir en la salud de los niños y de los jóvenes se traduce en una sociedad más sana por más tiempo.
    Mejorar la alimentación y la salud de los niños y de los jóvenes es uno de nuestros objetivos.

    ¿Cómo funciona el Children’s Health Study?

    El Children’s Health Study Juice PLUS+® es un estudio observacional cuyo objetivo es el de confirmar el efecto de Juice PLUS+® en la salud, el bienestar general y los hábitos alimentarios de niños y jóvenes cuando se introduce en la alimentación familiar.

    Este estudio se basa en tres importantes hechos demostrados

    una alimentación correcta favorece un estilo de vida más sano y un mayor bienestar
    las bases de una alimentación sana se forjan en la infancia
    el adecuado apoyo y la influencia de los padres son factores importantes para adquirir hábitos que fomenten la buena salud de los niños.

    Parámetros del estudio:

    Consumo de fruta y verdura
    Conciencia nutricional
    Cambios generales del estilo de vida

    ¿Se puede lograr con Juice Plus+? Las vitaminas y los nutrientes que contiene son un complemento óptimo para la alimentación de su familia. Los resultados parciales del Estudio sobre Salud Infantil, que incluyen la participación de casi un millón de personas en todo el mundo han llegado de hecho a esta conclusión.
    Gracias a Juice Plus+, el 80% de los participantes comen menos comida rápida, beben menos bebidas azucaradas y consumen más frutas y verduras.

  12. La obesidad en sí es una enfermedad. 2 hermanos pueden estar comiendo lo mismo y tener 2 educaciones iguales, pero uno tender a la obesidad y el otro no. Está claro que la alimentación es la clave y una buena calidad de vida, haciendo deporte y bebiendo agua, así como controlando la alimentación, pero a veces eso sólo no es suficiente.

  13. El la segunda vez que veo el vídeo y me deja a cuadros.

    Pienso que cada vez está más cerca el futuro que nos pintaban en la película Wall-E.

    Muy buen artículo por cierto.

  14. Hola , como ya sabemos somos lo que comemos .
    Quiero hacer una pregunta con el tema de la obesidad ? La genética influye en este aspecto de la obesidad ?

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s