Análisis publicitario: Juver, ¡Cómo hemos cambiado!

El verano tiene unos condicionantes que te empujan a cambiar tu rutina, en mi caso a ver más la televisión y por ende a topar con más anuncios; cosa que siempre da pie a sacar punta a la publicidad alimentaria.

En uno de esos ratos de descanso, nos podemos encontrar este verano con este anuncio en cuestión:

Son 20 segundos que pasan volando pero en los que pasan muchas cosas. Descriptivamente analizado vemos: Niños y niñas que intentan por su cuenta exprimir naranjas para hacerse un zumo, finalmente no pueden y acaban recurriendo a un zumo de Juver.

Todo ello bajo la ya conocida sintonía:

“Si te gusta la fruta ponte a disfrutar, disfruta la fruta buena y natural, disfruta la fruta Juver sin azúcar, ¡disfruta!”

Puede parecer simple: que el zumo es una alternativa que da facilidad a las familias para que los pequeños de la casa tomen fruta, pero se ven matices publicitarios que no me gustan un pelo:

-En primer lugar la falta de supervisión de los pequeños, son niños de entre 6 a 8 años aparentemente que están solos en la cocina, no hay presencia de ningún adulto.

-Vemos un entorno de completo desorden: un niño catapultando una naranja, bolsas de la compra que se vuelcan sobre la mesa dejando rodar naranjas, niñas intentando pelar la fruta en el suelo alrededor de juguetes, peluches cerca del tostador de pan…

Catapulta de fruta

Niño catapultando una naranja

-Se respira un ambiente de riesgo, entre 3 niños o 2 niñas intentando exprimir la fruta, apoyando todo el cuerpo sobre el exprimidor, incluso la barbilla o los antebrazos.

Exprimir barbilla

Niño intentando exprimir la naranja con la barbilla

Finalmente aparece el objeto mágico en cuestión: el tetra-brick de zumo, que un niño con una facilidad intachable lo vierte en el vaso, el niño con más pulso del mundo probablemente, sin la incertidumbre típica que tenemos cuando un niño se sirve un líquido de “a ver si se cae” llena los vasos que disfrutan los compañeros.

Niño con pulso

El niño con más pulso del mundo

A mí el hecho de mostrar el zumo como una alternativa “fácil de llevar” no me molesta, pero sí que me parece inadecuado el lanzarlo como una solución para la familia en la que se puede “confiar”.

A mí este anuncio como consumidor me vende dos tipos de seguridad:

1) Una aparente seguridad nutricional, de que mi hijo/a está consumiendo fruta.

2) Una aparente seguridad de riesgo reducido: ya que podré dejar a mi retoño en casa sin ningún peligro, y así tendré solucionados aquellos hipotéticos casos que impliquen: a) No le he dejado merienda, b) No le he pelado la fruta o no tiene fruta fácil de pelar, c) El stock de productos y snacks apetitosos en casa está agotado, d) Mi hijo tiene un antojo brutal y le da por pelar naranjas en Agosto.

¿Es lo mismo tomar un zumo que una fruta?

Un zumo no sustituye a una fruta, si bien es cierto, y no quiero convertir esto en un ataque al zumo (porque mejor merendar un zumo a otras alternativas menos saludables). Lo que no podemos permitir es equiparar el consumo de zumo al consumo de fruta:

-Los nutrientes no son los mismos: Al exprimir un zumo desechamos casi la totalidad de la fibra de la fruta, esto no sólo se traduce en “menos fibra” sino en absorción de azúcar más rápida, con las consecuentes implicaciones metabólicas en la glucemia.

-Educacionalmente hablando es deficitario, porque supone una incapacidad de habilidad del pequeño de pelar la fruta, o del mayor de planificar el menú.

-El zumo que se consumo no corresponde generalmente al jugo que se obtiene directamente en casa, tal y como describe la DIRECTIVA 2001/112/CE (relativa a los zumos de frutas y otros productos similares destinados a la alimentación humana) los zumos muchas veces se encuentran diluidos, y compensada esa dilución con edulcorantes.

¡Cómo hemos cambiado!

Por todo esto, tras ver el anuncio de este año de la empresa murciana, añoré y eché de menos la reivindicación que hizo Juver en su día, cuando los edulcorantes no estaban tan bien vistos, y empezaban a calar las evidencias de las enfermedades asociadas al consumo abusivo de azúcar. Entonces Juver decía sin miedo, y bajo mi mira de una manera acertada: “No, azúcar no”.

Ahora pienso que es una lástima, con la primera y afortunada apuesta que hizo en su día, que la publicidad se haya “torcido” bajo mi prisma a este punto.

————————-

Imágenes extraídas del anuncio publicitario Juver 2013.

Anuncios

7 thoughts on “Análisis publicitario: Juver, ¡Cómo hemos cambiado!

  1. Además ha habido un cambio en los lineales de los supermercados muy importante en los últimos 6 años. Si antes podías encontrar zumos (100% zumo) y néctares (que no es más que un zumo diluido a un 50% más o menos), hoy en día es muy difícil encontrar zumos, incluso entre “las marcas de prestigio”.
    Y si vas a pedir un zumo en un bar o restaurante, ten por seguro que vas a recibir una bebida compuesta por un 50% de zumo, agua y azúcar añadido.
    Un día tenemos que hablar en lo que se han convertido las grandes marcas de la alimentación.

  2. Pingback: La prohibición del azúcar en los zumos de fruta ¿Qué más cambios trae la nueva ley? | MI DIETA COJEA (Blog de nutrición, dietética y alimentación)

  3. Pingback: El zumo que estaba triste porque perdió su fibra | MI DIETA COJEA (Blog de nutrición, dietética y alimentación)

  4. Pingback: La Fundación Española del Corazón se “vende” y apoya el suplemento MegaRed | MI DIETA COJEA (Blog de nutrición, dietética, alimentación y ciencia)

  5. Pingback: Los 8 errores de la nueva normativa de etiquetado | MI DIETA COJEA (Blog de nutrición, dietética, alimentación y ciencia)

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s