Conversación con un producto milagro

NOTA: [El siguiente extracto corresponde a una visita a la fábrica de una conocida empresa alimentaria que realizamos en la UGR la semana pasada un grupo de estudiantes e investigadores universitarios. Durante la presentación la empresa compartió aspectos de su gestión, normativas ISO y algunos de sus productos, tras la cual se abrió una ronda de preguntas].
Es texto puramente enunciativo, que cada cual saque sus conclusiones.

P: Hola buenos días, querría preguntar un aspecto relativo al proceso de creación de un nuevo producto por parte de vuestra empresa, concretamente a cuando deciden añadir una suplementación a vuestros complementos alimentarios.
Por ejemplo, cuando están un día reunidos en I+D pensando nuevas estrategias, llega el momento en el que algo os empuja a añadir a vuestros productos Ginseng, Fósforo o Jalea Real entre otros.
Concretamente la suplementación con esas sustancias y sus efectos está un poco en entredicho, imagino que el motivo de adicionarlos es que a nivel social están bien considerados. ¿Además de esa percepción, hacéis estudios para comprobar que vuestro producto tiene un efecto en concreto?
R1: A ver, claro que nos fijamos en el mercado, nosotros repasamos la bibliografía antes de hacer un producto, sacamos ideas, hacemos un estudio de mercado… ¿Te refieres a eso?

P: No exactamente, no me refiero a la base documentada, sino a la evaluación de los efectos de vuestros productos. ¿Hacéis algún estudio para evaluarlos?
(Respondiendo a la vez) R1:Como comprenderás toda nuestra actividad la basamos en la bibliografía, no nos inventamos nada.
R2: Tenemos una gran cantidad de información antes de lanzar un producto sobre el efecto que causan las sustancias.
R1: Claro, por ejemplo nosotros sabemos, y está en la documentación científica qué sustancias juegan un papel fundamental en el desarrollo, o que si son nutrientes esenciales. Pues entonces se la podemos adicionar a uno de nuestros productos para que tenga ese efecto adicional.
P: (Interrumpiendo) Pero obviamente no es lo mismo; una cosa es que un cierto nutriente/sustancia a nivel fisiológico tenga un papel crucial sobre nuestra salud, y otra bien distinta es que su suplementación tenga algún efecto o suponga alguna mejoras. Por ejemplo puede ser un nutriente que ya se encuentra en cantidad suficiente en la dieta o una sustancia con actividad relativa.
Lo que me gustaría saber es que si en la empresa tenéis estudios que demuestren que vuestro jarabe con jalea real, es mejor que un jarabe similar que no la lleva, o si esa adición de Ginseng tiene un efecto medible.
R2: A ver, antes de nada quería matizar una cosa, y es que nosotros, somos una industria alimentaria, y como tal, nuestros productos no son fármacos, sino alimentos.
P: ¿Alimentos?
R2: Sí, y obviamente no le podemos pedir a un alimento que tengan las mismas acciones que un fármaco…
P: Pero a nivel publicitario no parece que sean alimentos convencionales, puesto que los vendéis con reclamos como “mejora el rendimiento intelectual”, “más equilibrio” o nombres como “Mente activa”.
R1: (Sonríe) Lo de “Mente activa” es simplemente el nombre del producto, es trabajo de marketing.
P: Ya, pero da a entender cosas que vuestro producto hace, yo sólo intento ponerme en el lado del consumidor, creo que esto puede confundir o inducir a engaño.
R1: A nosotros nos preocupa mucho el consumidor, y no le engañamos porque nuestros productos están ideados con una base científica que los apoya.
R1: A ver, nosotros adicionamos esas cosas para darle un plus a nuestros productos, si vemos que pueden tener un efecto positivo pues nos planteamos su adición. Como comprenderás no nos inventamos las cosas, buscamos innovar y mejorar nuestros productos cada día…
R2: …en cuanto al efecto adicional lo que sí que te puedo garantizar es que tenemos innumerables llamadas telefónicas, o mails que nos contactan para felicitarnos, y eso se agradece, con todo el esfuerzo que hacemos aquí, que te llamen para decirte “Pues mi abuelo ha mejorado y le va muy bien”, o “me ha servido mucho este producto en concreto” lo vale todo. Esos comentarios le dan todo el sentido a nuestra labor.
P: Puedo entender que tengan ese tipo de llamadas y felicitaciones, pero como seguro que comprenderán unas llamadas telefónicas de algunos clientes no son válidas para evaluar la efectividad de un producto.
Obviamente no son representativas y por otro lado no estamos teniendo en cuenta el efecto placebo, que también puede mejorar síntomas de por sí, de ahí que os pregunte que si tenéis ensayos aleatorios con ciego, y que tengan en cuenta este efecto.
R1: Pues la verdad es que las mejoras son bastante significativas…
R2: Ya te decimos que hay base científica en todo.
P: Pero no era lo que había preguntado…
R1: Si te refieres a ensayos clínicos, no, no tenemos.
P: Vale, gracias, era lo que quería saber.
R2: Pero como ya te hemos dicho, toda nuestra actividad tiene base científica.
R1: ¿Alguna pregunta más? Prosigamos con la visita…

Anuncios

6 thoughts on “Conversación con un producto milagro

  1. Pingback: Jalea real, Ginseng y Fósforo para estudiantes ¿de verdad mejoran el rendimiento? « MI DIETA COJEA (Blog de nutrición, dietética y alimentación)

  2. Pingback: Análisis de la nueva ley que regula la venta de medicamentos por internet [Entrevista] | MI DIETA COJEA (Blog de nutrición, dietética y alimentación)

  3. Pingback: Monólogo sobre productos milagro | MI DIETA COJEA (Blog de nutrición, dietética, alimentación y ciencia)

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s